Publicidad

Otra batería gigante para Australia basada en Tesla Megapack: sería una de las más grandes del mundo y llegaría a los 300 W

Otra batería gigante para Australia basada en Tesla Megapack: sería una de las más grandes del mundo y llegaría a los 300 W
38 comentarios

Australia parece querer mantener su récord de baterías enormes. Hablamos de lo que están preparando desde su ministerio de Energía y Cambio climático: construir una de las baterías más grandes del mundo.

Como decimos, esta intención no es estrictamente novedosa ya que ya albergan el que en su momento fue el sistema de baterías más grande del mundo en el parque eólico de Hornsdale. En aquel caso fueron 150 megavatios (tras haberlo ampliado) y ahora la intención es que la potencia sea de 300 megavatios.

Midiendo baterías en campos de fútbol

Un mes después de la instalación de esa primera batería gigante de Hornsdale veíamos que su producción superaba expectativas. Además, ya se estaban logrando acuerdos para la construcción de futuras baterías en el país, viendo que la instalación mostraba un rápido tiempo de respuesta para regular la estabilidad del suministro eléctrico en caso de apagón.

Dicha intención se volverá a materializar (salvo cambios futuros) en una nueva instalación que, según The Verge, tendrá el tamaño de un campo de fútbol (americano), siendo el doble de grande que la de Hornsdale (que ocupa una hectárea). La idea es que llegue a los 300 W y que tenga una capacidad de almacenamiento de 450 vatios/hora.

Se construirá en Geelong (Australia) y también se recurrirá al sistema Megapack de Tesla, como la de Hornsdale. Correrá a cargo de la empresa Neoen, la cual ganó el concurso para construirla.

Se espera que pueda almacenar energía para abastecer 500.000 hogares durante media hora. Se trata de una estructura pensada para prevenir apagones, los cuales se han sucedido en el estado de Victoria en los últimos veranos.

Tesla Baterias 01

En realidad, la idea era que produjese 600 W, pero en abril cambiaron los planes según explican en The Guardian. Lily D'Ambrosio, ministra de Energía y Cambio climático, explicaba que la energía de la batería se verá reflejada en la factura de los consumidores, pero que esperan que al final el funcionamiento de la batería contribuya a que el precio de la electricidad en el estado de Victoria se reduzca (según analistas independientes, los victorianos recibirían 2 dólares en beneficio por cada dólar invertido en la batería).

Según D'Ambrosio, la batería de Geelong estará lista entre 2021 y 2022. El gobierno del país aspira a que el 40% de la energía eléctrica que se genere en el mismo provenga de energía renovable en 2025 y el 50% en 2030.

Según cuándo esté lista, podrá lograr o no el título de complejo de baterías más grande del mundo como el que tuvo el de Hornsdale en su momento (hasta que llegó la de San Diego). Pero los proyectos en construcción en California y Nueva York ganarían en potencia y capacidad, así que en un año o dos veremos qué proyecto logra quedarse con el logro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios