Publicidad

Ojo, Elena Cañizares, 'Lucía compañera' tiene razón con lo de publicar los audios de WhatsApp en Twitter

Ojo, Elena Cañizares, 'Lucía compañera' tiene razón con lo de publicar los audios de WhatsApp en Twitter
59 comentarios

"Me ha parecido una falta de respeto lo de Twitter. He estado hablando con mi padre, que sabes que es abogado, y si no lo eliminas me ha dicho que por él te denunciamos", avisa 'Lucía Compañera' en el caso Elena Cañizares, el último culebrón de Twitter donde tres enfermeras de Ciudad Real que comparten piso discuten sobre cómo afrontar un positivo.

Un enfrentamiento que termina en fuertes reproches, reflejados en un hilo de Twitter, y coloca en primer plano una discusión sobre contratos, privacidad y la publicación en redes sociales de conversaciones y audios de WhatsApp. Hemos hablado con distintos abogados para conocer las implicaciones del caso. Hasta qué punto publicar el hilo es denunciable y qué aristas legales tiene revelar la discusión con las compañeras de piso en su cuenta de Twitter.

Elena Cañizares ya ha eliminado el hilo de la discordia, pero el debate generado es un gran ejemplo para vislumbrar dónde está el límite entre lo que es una conversación privada y lo que puede terminar siendo una potencial intromisión al honor, revelación de secretos o tema de protección de datos.

Tres vías para enfocar la publicación: honor, revelación de secretos y protección de datos

"El tema es más complicado de lo que parece", expone Ofelia Tejerina, abogada y Presidenta de la Asociación de Internautas. ¿Tiene razón 'Lucía compañera' en cuanto a poder ser un tema de protección de datos?, le preguntamos. "Sí, contundentemente", nos responde Tejerina. "No es tan sencillo como decir sí o no, ni en la vía administrativa que sería a través de la Agencia de Protección de Datos, ni en la vía civil que podría haber un juicio contra el honor, ni en la vía penal por revelación de secretos".

"Tenemos información que hace identificable a una persona y eso está protegido por la Ley de Protección de Datos"

"Esta chica lo que hace, con toda la información que revela a través de Twitter, es difundir datos personales que si bien en un principio no identifican a la personas, sí que las hace identificables por el resto de información que ofrece. Que si es de Ciudad Real, que si son enfermeras, que si viven con ella... tenemos información que hace identificable a una persona y eso está protegido por la Ley de Protección de Datos", expone Tejerina respecto a las conversaciones de WhatsApp publicadas sin ningún tipo de difuminado.

"Se podrían acoger que esto se produce en un marco estrictamente doméstico, que queda más reducido. Pero esta chica tenía, por lo que tengo entendido, 18.000 o más seguidores en Twitter. En mi opinión el ámbito doméstico queda desdibujado", continúa la experta.

Sergio Carrasco, jurista y experto en privacidad y seguridad, expone que "en la medida que se publican los avatares que aparecen los rostros de los contactos y además se reproducen los audios de las compañeras, con la voz, pues eso al final lo que provoca es un acoso selectivo. Se ha hecho tan viral, que más allá de dar apoyo a la persona, algunos están buscando a las personas para atacarlas".

Los expertos apuntan que el "ámbito doméstico" queda en entredicho, pues la cuenta de Elena Cañizares disponía de un gran número de seguidores antes de la polémica.

"En algún caso tenemos el primer nombre. Podemos extrapolar a partir de la persona, donde estudió, reducir muchísimo el término. A la hora de reidentificar personas, te facilita mucho", explica Carrasco. "La AEPD en Facebook explica que si tienes más de determinados seguidores, ya no es solo una cuenta personal. En este caso, viendo que la persona tenía unos 20.000 seguidores, y pudiendo cualquier usuario de Twitter acceder al contenido sin restricciones...". En el momento de escribir estas líneas, Cañizares dispone de más de 35.000 seguidores.

Samuel Parra, jurista experto en Protección de Datos apunta que la AEPD ya ha sancionado en el pasado a personas por colgar contenido sin consentimiento en redes sociales. "La primera sanción fue por colgar un vídeo en Youtube sin el consentimiento de la persona que aparecía en el vídeo, y le pusieron una multa al chaval que lo colgó de 1500 euros. Esta primera sanción es de 2008", apunta Parra.

Culebron Elena Canizares Capturas de la conversación de WhatsApp de Elena Cañizares junto a sus compañeras de piso.

"Si esta chica ha estado en contacto estrecho con un positivo, esta es una relevante información de carácter sensible. Podría ser información de salud, lo que ya afecta a la intimidad de esta chica. Podría salir además del ámbito doméstico y afectar a datos de salud", explica la abogada en referencia a que la conversación apunta que las chicas podrían estar afectadas de Covid por haber estado en contacto con un teórico positivo.

"Que haya estado en contacto habría que analizar hasta qué punto es información de salud porque lo que hay es un riesgo, no hay una realidad", matiza Carrasco.

Poco recorrido para atentados contra el honor o posible revelación de secretos y afectación en materia de Protección de Datos.

Tejerina deja de lado la vía civil porque "no veo un atentado contra el honor, en principio no parece algo demasiado grave". Si bien sí deja la puerta abierta a la vía penal del artículo 197 de revelación de secretos, aunque no cree que pueda ser el caso porque "no le están contando ningún secreto ni nada que pueda ser considerado así". "En este caso tenemos una discusión que difícilmente llegue a un nivel de intimidad para castigarse", explica Carrasco en la misma línea.

La importancia de las formas

"Tenemos información identificable e información sensible, que podría llevar a consecuencias negativas como estar siendo acosadas en redes", explica Tejerina. "Es un punto complicado e interpretable", reflexiona. "También por otra parte se está diciendo que están amenazando a Elena. No conozco todos los mensajes, pero, en mi opinión, amenazar con ejercer un derecho legítimo, creo que no es tanta amenaza ni coacción. ¿Esta es la forma? No. ¿Lo que han hecho las chicas puede llevarse al juzgado? Sí, pero de esta forma no".

"Sería bastante sencillo solicitar a Twitter la eliminación del hilo, por acoso selectivo. Twitter no tendría muchas dudas a la hora de eliminarlo cautelarmente", explicaba Carrasco antes que la propia Elena lo haya eliminado. Un hilo que como apunta el mismo jurista, sigue siendo accesible desde los distintos medios que lo republicaron.

Sobre la eliminación del hilo, los abogados apuntan a que es un punto importante. "Tiene que haber un "perdón del ofendido", que es una figura jurídica. Que lo haya borrado es una muestra de buena fe que intenta deshacer el daño, aunque no significa que pueda deshacerlo", explica Tejerina, apuntando a una reflexión final: "En cuanto al contenido del asunto, lo que han hecho estas chicas es absolutamente rechazable, moral y éticamente. Pero el reproche legal es otra cuestión".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio