Parques eólicos marinos: qué son y cómo funcionan

Así son los parques eólicos que se construyen en altamar

Parque eólico marino Gwynt y MôrLos parques eólicos no sólo se edifican en suelo terrestre. También en el mar, alejados de las costas: reciben el nombre de parques eólicos marinos u offshore. En Europa se concentran los más importantes del mundo.

Los recursos del planeta se agotan y urge buscar soluciones que promuevan su cuidado y sostenibilidad. Una opción son las energías renovables que proceden de fuentes como el sol, la biomasa o el movimiento de las olas. Destaca, asimismo, el viento para la producción de electricidad gracias a los parques eólicos terrestres. Sin embargo, estos parques no son la única alternativa posible: situados en altamar, se encuentran los parques eólicos marinos.

¿Cómo FUNCIONAN LOS PARQUES EÓLICOS MARINOS?

Estas instalaciones, además de ubicarse lejos de las costas, se encuentran en aguas con una profundidad máxima de hasta 60 metros; con los desafíos que esto plantea en un entorno como el marítimo respecto a planificación, traslado de piezas y componentes, construcción de cimientos, sistemas de cableado…

Su funcionamiento es similar a los parques eólicos que se ven en tierra firme, solo que en este caso en el medio acuático. Así, los aerogeneradores que se emplean, conocidos también con el nombre de turbinas eólicas y protegidos contra la corrosión, convierten el viento en electricidad. Utilizan para ello la fuerza cinética generada por sus palas de rotor, que se transporta a través de unos cables enterrados en el fondo del mar. Posteriormente, unos transformadores la convierten en tensión de alto voltaje para su distribución.

PRINCIPALES BENEFICIOS

Al igual que sucede con cualquier energía renovable, la producida en los parques eólicos marinos es una fuente limpia e inagotable. Asimismo, como el viento no encuentra ningún obstáculo o impedimento a su paso, el aire se desplaza no solo a una velocidad superior sino más constante. Esto hace que se pueda aprovechar de manera más eficaz.

Otras ventajas son que se puede sacar provecho de superficies más amplias y usar turbinas más grandes y potentes. Además, su impacto acústico y visual es más reducido comparado con los parques eólicos terrestres.

dinamarca, el país donde todo empezó

Europa, que suma más de un centenar de estas estructuras, concentra los parques eólicos offshore más importantes del momento. A este respecto, el informe ‘Eólica Marina 2018: Offshore Wind in Europe. Key trends and statistics’ de la asociación WindEurope recoge que el continente disfruta de una red formada por 11 países y una capacidad eólica marina instalada de 18 499 MW.

En la isla de Lolland (Dinamarca), se inauguró en 1991 el primer parque eólico marino del mundo que prestó servicio hasta 2017. Lo bautizaron con el nombre de Vindeby Offshore Wind Farm. Aunque sus componentes y características iniciales no son equiparables a las instalaciones de ahora, entonces supuso una auténtica revolución. Se utilizaron 11 aerogeneradores, cada uno con una potencia de 450 kW. Sus responsables modificaron las turbinas que instalaron para su uso en altamar, sellaron las torres y controlaron la humedad del interior con sistemas de aire acondicionado para extender la vida útil de la maquinaria.

En la actualidad, la extensión eólica marina más grande del país danés es Anholt. Sus 400 MW de potencia, emitidos por 111 turbinas eólicas, abastecen un 4% de la demanda de la energía eléctrica que consume su población.

PARQUES EÓLICOS MARINOS más DESTACADOS del REINO UNIDO

Reino Unido congrega tres de los parques eólicos marinos más importantes. El que tiene la potencia más grande, con 659 MW, es el de Walney Extension al noroeste del país, en concreto en las costas de Cumbria. Sobre una extensión de 145 kilómetros cuadrados, se han levantado 87 turbinas que alcanzan una altura de 195 metros. De estas, 40 brindan una capacidad de 8,25 MW de potencia y llevan el sello de la firma MHI-Vesta, lo que las convierte en las más avanzadas de su categoría. Se calcula que unos 590 000 hogares del Reino Unido reciben electricidad gracias al suministro de Walney Extension.

La segunda instalación británica que destaca es London Array, con una potencia de 630 MW, al norte de las costas de Essex. Combina dos subestaciones en el mar a unos 20 km de estas costas y otra terrestre, y utiliza más de 450 km enterrados bajo el mar. Por último, Gwynt y Môr es un parque eólico marino de 576 MW frente a la costa del norte de Gales: posee 160 aerogeneradores de 150 metros de altura sobre el nivel medio del mar capaces de suministrar energía a más de 400 000  viviendas.

qué son los parques eólicos marinos

países bajos Y ALEMANIA

En Países Bajos, se encuentra el parque eólico marino de Gemini (Mar del Norte) que empezó a funcionar en la primavera de 2018. Está formado por 150 aerogeneradores localizados al norte de sus islas Schiermonnikoog y Ameland, donde el promedio de la velocidad del viento es de 36 kilómetros/hora. Se calcula que produce 2,6 TWh de energía renovable y abastece a millón y medio de personas.

Al norte de la isla de Norderney (Alemania), se ubica Gode Wind. Este proyecto incluye tres fases, de las cuales dos ya están en activo. La intención es que cuando la tercera fase funcione la capacidad total escale a los 900 MW.

¿QUÉ OCURRE CON ESPAÑA?

Comparado con Europa, nuestro país aún tiene un largo camino por recorrer en materia de energía eólica marina. Y eso que la compañía Iberdrola ha participado fuera de nuestras fronteras en iniciativas como el proyecto Wikinger.

Sin embargo, ya ha dado sus primeros pasos gracias a Greenalia, que se dedica a producir energía eléctrica a través de instalaciones fotovoltaicas. Esta empresa es la encargada de poner en marcha el primer parque eólico marino español previsto para los próximos años. Se llama Gofio y se situará al sureste de la isla de Gran Canaria, en una zona próxima al puerto de Arinaga. Sus cuatro aerogeneradores proveerán de una potencia de 50 MW en total. Hasta 70 000 hogares podrán beneficiarse y se evitará la emisión de 140 000 toneladas de dióxido de carbono anuales.

Greenalia ha previsto, de igual forma, otros cuatro proyectos más (pero esta vez con estructuras flotantes) ubicados también en esta isla canaria. Han recibido los nombres de Dunas, Mojo, Cardon y Guanche. Cubrirán las necesidades de 280 000 viviendas.

En Nobbot | Así consiguió Portugal que las renovables fueran el 100% de su energía

Imágenes | Rh2network/Wikimedia Commons (portada) y Andrew/Wikimedia Commons 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *