Publicidad

Carga rápida: así funciona en nuestro smartphone

Carga rápida: así funciona en nuestro smartphone
2 comentarios

Pues resulta que sí, que todos recordamos cuando nuestros móviles nos duraban días y días... incluso alguna que otra semana. Pasábamos noche tras noche sin la necesidad de tener que colocar el móvil encima de la mesita de noche, enchufado a la red eléctrica.

Ahora, todo eso ha cambiado. Pero, cuando nos lamentamos de lo poco que duran las baterías de los smartphones actuales, deberíamos tener en cuenta la ingente cantidad de cosas que podemos hacer con ellos.

¿Quieres jugar a videojuegos con gráficos de última generación? lo tienes; ¿ir a algún sitio sin perderte? abre un mapa; ¿elegir la serie que quieres ver en el momento y reproducirla en un instante? dicho y hecho.

Sería impensable poder hacer todo esto con una batería como la que, hace tiempo, nos duraba una semana entera en nuestros móviles. Sin embargo, ahora mismo gozamos de unas pilas con una autonomía envidiable que, en algunas ocasiones, como ocurre en Samsung Galaxy A31 o Samsung Galaxy A21s, alcanza los 5.000 mAh, una cifra que puede otorgar un par de días de uso.

Carga rápida: aquí y ahora. Ya.

Carga Rapida Samsung 01

La sociedad actual manda. Algunos lo llaman la 'cultura de la inmediatez'. Todos lo queremos aquí, ahora. Ya. Y si no podemos fabricar pilas con mayor capacidad porque, en ese caso, tendríamos que engordar el tamaño de los dispositivos móviles, hacemos que sea más rápido cargarlas. Es todo.

Hemos llegado cansados del trabajo pero tenemos una cita ineludible. Con el tiempo justo para ducharnos, vestirnos y acicalarnos un poco. El tiempo justo, también, para enchufar nuestro móvil y darle un pequeño empujón a la batería, gracias a la carga rápida, que languidece, fruto del uso que le hemos dado cuando hemos estado fuera de casa.

Imagina que te despiertas un día y ves, con horror, que no has dejado el móvil a cargar durante la noche. ¡Solo queda un 5%! No pasa nada: según estudios realizados, tardamos unos 23 minutos en arreglarnos por las mañanas. En este tiempo, Samsung Galaxy A21s llegaría a cargar hasta casi un 30%. Y, en el caso de Samsung Galaxy A71, alrededor del 45%. Carga suficiente hasta que lleguemos al lugar de trabajo y podamos conectarlo, de nuevo, a la red eléctrica.

El termino de carga rápida, en realidad, engloba varias tecnologías similares. Para que la pila de un smartphone se cargue más rápidamente, se amplifica la potencia del amperaje, del voltaje o de ambos. El caso de Samsung Galaxy A31 o Samsung Galaxy A21s con sus 5.000 mAh es revelador de lo eficaz que es la carga rápida: si llegamos a casa con el móvil con un 30% podemos, en media hora, llegar hasta casi el 60%, más que suficiente para pasar el resto del día sin preocupaciones, pudiendo recibir esa llamada que tanto esperamos.

Carga Rapida Samsung 03

En una revisión que hicimos de Samsung Galaxy A31 se llegó a la conclusión, además, que 5.000 mAh daban al usuario un día y medio de uso con una carga completa y ofreciendo 9 horas de pantalla nada menos. Y si somos de los que abusamos del terminal y no nos separamos de él, será raro que tengamos que buscar un enchufe antes de que llegue la noche.

Toda la gama Samsung Galaxy A disponible a fecha de hoy dispone de carga rápida, comenzando por Samsung Galaxy A20. La diferencia principal que encontramos la podemos encontrar en el voltaje. Los terminales que encontramos en el rango más económico de la gama disponen de una carga rápida como la que hemos descrito hasta ahora, de 15W. En este mismo rango, algunos de ellos integran una pila de 4.000 mAh, como es el caso de Samsung Galaxy A51, y otros de 5.000 mAh.

Si necesitamos una carga rápida con mayor voltaje, tenemos que apuntar la mirada hacia Samsung Galaxy A71. El de este smartphone es un caso particular, porque encontramos una combinación inédita: 4.500 mAh y carga rápida de 25W. ¿Y esto qué quiere decir en uso real?

En otro de los análisis que frecuentemente realizamos a los terminales que aparecen en el mercado, Samsung Galaxy A71 pudo con un fin de semana entero de uso. Y en relación a la carga rápida, vemos una mejora sustancial con respecto al voltaje de 15W: en media hora que enchufemos nuestro Galaxy A71 a la red obtendremos un 50% de carga extra. Es decir, que si el paso por casa es fugaz y solo pudiésemos contar con 15 minutos, conseguiríamos pasar del 25% al 50%.

¿Es perjudicial para mi smartphone la carga rápida?

Carga Rapida Samsung 02

Mucho se ha hablado acerca de si es malo o no usar la carga rápida en nuestro dispositivo. Demasiados datos confusos y desinformación que más parecen una herencia de todos los mitos que arrastra la manera en que cargamos nuestros móviles que de una realidad plausible.

Para intentar arrojar luz sobre este tema, vamos a contar cómo funciona la carga rápida:

  • Cuando conectamos el terminal a la red y este tiene una carga muy baja, por ejemplo del 15% o 20%, el cargador aplica un gran voltaje al dispositivo, ya que la batería, en este estado, puede asumirlo sin sufrir daños en su arquitectura.
  • Al llegar al 80%, el voltaje se reduce drásticamente. Es en estos momentos cuando la pila debe ser tratada con sumo cuidado, ya que un mayor voltaje podría ser fatal para la misma. Seguro que hemos notado, alguna vez, lo rápido que cargaba nuestro móvil al principio y lo mucho que tardaba en alcanzar el 100%. Pues es, precisamente, para no dañar la batería.

Arthur Shi, ingeniero de iFixit, estableció un paralelismo entre el móvil y una esponja de baño para explicar, de manera gráfica y clara, cómo funcionaba la carga rápida. Cuando aplicamos  un chorro de agua sobre una esponja seca, podemos observar cómo recibe el agua sin que esta se derrame, absorbiendo todo el líquido de una vez. Esta sería la primera parte de la carga rápida.

Carga Rapida Samsung 04

Sin embargo, ¿qué ocurre si seguimos vertiendo agua sobre la esponja ya empapada? vemos, entonces, cómo el agua cae sobre la superficie y no entra de igual manera que cuando estaba seca. Este momento sería el correspondiente a cuando nuestro móvil ya tiene un considerable porcentaje de batería.

No obstante, y según la opinión de la gran mayoría de los expertos, no es demasiado conveniente dejar que nuestro móvil cargue hasta el 100%, siendo lo mejor para su vida útil retirarlo de la red cuando ronde el 80% o 90%.

Aún así, a pesar de todo lo comentado, si no ves preciso disponer de la carga rápida de Samsung Galaxy A, la marca hace posible que se desactive, a través de los propios menús de ajustes del dispositivo. Pero, una vez más, no hay constancia de que la carga rápida sea perjudicial para las baterías de nuestros dispositivos.

En definitiva, contar con un dispositivo de carga rápida puede significar ahorrarte numerosos disgustos. Solo restaría elegir la que más se adapta a nuestras necesidades, si la carga rápida de 15W o la de 25W. La decisión, como siempre, está en tu mano.

Advertisement

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios