Publicidad

Cómo las empresas han de reinventarse para afrontar una nueva forma de trabajar

Cómo las empresas han de reinventarse para afrontar una nueva forma de trabajar
Sin comentarios

Es evidente que la irrupción de la COVID-19 ha modificado los hábitos y rutinas de todos, tanto en el terreno laboral como en el personal. También ha puesto de relieve que la digitalización exprés y la necesidad de pasar de la noche a la mañana a un entorno de trabajo en remoto cogió desprevenidas a muchas empresas que han tenido que adaptarse a marchas forzadas a un escenario que veían más o menos lejano.

Pero por encima de todo, esta 'nueva normalidad' hay que verla como una oportunidad única para que los profesionales tomen el control de sus carreras. Esta es, al menos, una de las conclusiones a las que llega el estudio sobre la Evolución de la Fuerza Laboral llevado a cabo por HP y que pone de manifiesto que más allá del dinero, la posibilidad de trabajar de una forma flexible es el mayor incentivo para un 47 % de los profesionales en España, tres puntos por encima de la media europea.

El 71% de los españoles cree esencial formarse para ser competitivos

Otra de las conclusiones de este estudio llevado a cabo por HP revela que los responsables de las organizaciones han apoyado a sus profesionales a la hora de abrazar la fórmula del teletrabajo, pero no han sido capaces de proporcionarles el equipamiento y soporte necesario para migrar a esta nueva forma de trabajar. Ahí está el caso de España, donde el 71 % de los trabajadores se siente ahora mejor equipado para realizar bien sus funciones tras el cambio en las formas de trabajo, si bien es cierto que muchos de ellos afirman no haber recibido ningún recurso que facilitara la transición al trabajo en remoto.

De hecho, dos de cada tres empleados en todo el mundo tuvieron que comprar o actualizar los dispositivos de su hogar (el 24 % de los europeos adquirieron un portátil mientras que el 21 % compró una impresora). Con este escenario, no es de extrañar que, en la actualidad, uno de cada tres encuestados señale que el hecho de que la empresa facilite el acceso a las últimas tecnologías necesarias para hacer su trabajo es una motivación más importante que cuando entró en la compañía.

Mujeres teletrabajando

Este cambio de mentalidad pasa por invertir y apostar por la formación digital y ahí HP es consciente de que uno de cada dos trabajadores en todo el mundo siente la necesidad de adquirir competencias que les ayuden a desempeñar de forma efectiva las tareas asociadas a su puesto de trabajo. Porque lejos de sentirse intimidados o preocupados por este nuevo escenario laboral, los profesionales se ven capaces no solo de mejorar su perfil sino incluso de dar un giro a su carrera.

El estudio de HP señala cómo los buenos empleadores que deseen mantener y atraer a los mejores talentos, tendrán que apoyar a sus empleados con una tecnología que los capacite, dando prioridad a la mejora de sus habilidades y a su preparación digital, permitiendo que cada uno de ellos maneje y module el 'futuro del trabajo' a su manera.

Teletrabajo, una revolución inevitable

Las ventajas del teletrabajo ya las conocemos. Desde no tener que desplazarse permitiendo un ahorro de costes tanto para el trabajador como para la empresa a una mejora de la conciliación entre trabajo y vida personal. Sin embargo, frente a estas evidentes ventajas se presentan una serie de desafíos como la falta de preparación de las empresas para este escenario desde distintos puntos de vista como el equipamiento tecnológico o las medidas de seguridad.

Sobre este último punto, sabemos que solo un 15 % de las compañías europeas han dado pautas de seguridad a sus empleados para trabajar desde casa o fuera de la oficina y que apenas un 12 % han sugerido prácticas sostenibles. De ahí que el reto al que se enfrenta el tejido empresarial en nuestro país es crear entornos donde los profesionales puedan aprender unos de los otros y permanecer conectados. Esto permitiría compartir recursos y talento, pero también costes para trabajadores muy especializados.

 

HP lleva años preparándose para este nuevo panorama y cuenta con la ventaja de tener las herramientas necesarias para que la cultura del trabajo en remoto así como el salto al mundo digital sean lo más sencillas posible.  Y lo hace de la mano de dispositivos preparados con las últimas novedades tecnológicas, oferta de servicios relacionados con aplicaciones empresariales y de seguridad, para que todo vaya bien incluso desde la distancia, así como equipamiento on demand en función de las necesidades de empleados y clientes.

También incluye soluciones colaborativas que permiten la coordinación y conexión entre equipos, clientes y proveedores, todas ellas encaminadas a garantizar la privacidad y la seguridad de las empresas. Por ello, mantenerse protegido de las ciberamenazas también es un pilar fundamental, sobre todo en el hogar, donde no contamos con la misma robustez que en una oficina.

HP Impulsa facilita a las empresas la tecnología que necesitan con un coste  mensual asequible

Ayudar a clientes y partners siempre ha sido una prioridad para HP. Y de esta forma, y ante la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus, la compañía ha puesto en marcha HP Impulsa, un programa que facilita a las empresas la tecnología que necesitan con un coste asequible mensual facilitándoles alcanzar los objetivos que se marcan. Gracias a él, se les proporciona tecnología y servicios de confianza para diferentes tipos de usuario la asistencia del equipo de IT, la seguridad para trabajar a distancia y la opción de pagar a largo plazo. En resumen: asegurar unas buenas condiciones de teletrabajo a través de cuatro pilares: movilidad, seguridad, colaboración y sostenibilidad/eficiencia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios