Publicidad

Informática en estado puro: cómo tener acceso completo a Linux y herramientas de programación en un Chromebook

Informática en estado puro: cómo tener acceso completo a Linux y herramientas de programación en un Chromebook
Sin comentarios

Los Chromebooks son equipos con muchos ases en la manga. La primera impresión que se tiene de ellos es que se trata de ordenadores modestos en configuración y rendimiento, pero la realidad es distinta una vez que nos adentramos en sus usos avanzados.

Tal y como vienen, los Chromebooks ofrecen una funcionalidad fácil, intuitiva y “tranquila”: accedemos a aplicaciones web a través de Chrome Web Store y a apps Android mediante Android Store. Todo dentro de las opciones de uso oficiales y seguras, sin mucho margen para la improvisación.

La cara oculta de los Chromebooks: cacharreando a discreción

No obstante, los Chromebooks también tienen otra cara para el usuario menos dócil y permiten "cacharrear" a un nivel avanzado, divertido y útil. Así, aunque siga siendo bastante "oficial", es posible acceder sin miedo a Linux.

Un paso previo recomendable será instalar la versión de Chrome OS dentro del canal dev (dev de developer). Las versiones de Chrome OS entran dentro de tres canales de distribución: estable, beta y developer (dev). Esta última admite un nivel de “cacharreo” más profundo, aunque es la que menos estabilidad brinda den relación a posibles cuelgues del equipo.

Linux Chromebook5 2

Desde la versión estable se puede pasar a la beta y la developer sin borrar el equipo, pero para volver a la versión estable será necesario realizar un Powerwash, que significa borrar todo el contenido del ordenador.

En las versiones estable y beta también hay posibilidades de ir más allá, por supuesto, pero en la developer podremos dar el salto a opciones más potentes y a un acceso completo al Chromebook, como veremos más adelante. Por lo pronto, decir que Chrome OS integra desde hace un tiempo la versión 10 de Linux Debian o buster.

Para acceder a Linux en Chromebook, hay que ir al apartado correspondiente en la configuración del sistema. Puedes definir el tamaño de la unidad de disco que empleará Linux , dar permisos para que acceda a elementos como el micrófono... Ten en cuenta que Linux en un Chromebook se instala en un contenedor, por lo que estaremos usando en la práctica un entorno que, para simplificar, podríamos decir que está virtualizado sobre Chrome OS.

Linux Chromebook5 3

Tendremos que acceder a Linux a través de la consola de comandos, lo cual puede asustar un poco, porque apenas tendremos nada más que una mera pantalla en negro con un prompt. Pero no te engañes: esa consola de comandos es la puerta a un mundo de posibilidades para aprovechar al máximo nuestro Chromebook.

Consigue un instalador de paquetes

Una buena idea, antes de nada, es instalar en Linux un instalador de paquetes como Synaptic, que básicamente actúa como una tienda de apps en versión Linux. Usaremos el comando “sudo apt-get install nombre_del_paquete" (siempre sin comillas).

En este caso será “sudo apt-get install synaptic”, y confirmamos la instalación. Al cabo de un rato podremos escribir en la consola “synaptic” para lanzarlo.

Linux Chromebook5 4

Igualmente, usando "apt-get" podremos obtener infinidad de programas. Tendremos que saber qué paquete queremos, eso sí. Otra forma de acceder a programas Linux será descargando paquetes .deb y usando aplicaciones como gdebi, que se instala con "sudo apt-get install gdebi" para, a su vez, cargar paquetes .deb.

Con el instalador de paquetes, podremos realizar búsquedas temáticas por tipos de aplicaciones y, mediante paquetes .deb, instalar otros muchos programas. Aquí ya entramos en territorio comanche, con una infinidad de posibles aplicaciones y temáticas que podemos tratar con el Chromebook.

Es posible hacer básicamente todo lo que permite un equipo Linux Debian. La limitación estará en el hardware de nuestro Chromebook. Al ser programas que se ejecutan con recursos locales, cuanto mejor procesador, más memoria o más almacenamiento tengamos, mejor irán los programas instalados.

Usa el entorno de desarrollo que prefieras

Una vez en Linux, tendremos a nuestra disposición herramientas de infinidad de campos de aplicación. Si lo que te atrae es la programación, un Chromebook de gama media, con 64 o 128 GB de almacenamiento y un procesador Core i3 o Core i5 será una navaja suiza del aprendizaje.

Hay cabida para entornos de desarrollo como Visual Studio Code, así como otros para trabajar sobre Python, como Miniconda. También contamos con Android Studio para desarrollar aplicaciones móviles, por supuesto. Además, podemos familiarizarnos con la potente línea de comandos de Linux y usar jGRASP  para desarrollo en Java.

Screenshot 2020 11 03 At 19 49 41

Si queremos desarrollar código en el contexto de computación cuántica, podemos usar Miniconda, crear un entorno de desarrollo Python e instalar el paquete Qiskit, con el que empezar a escribir aplicaciones basadas en computación cuántica e incluso probarlas en ordenadores cuánticos reales de IBM. Tienes más información aquí.

Especialmente interesante es el desarrollo de aplicaciones para Android con el entorno de programación fácilmente instalable en los equipos Chromebook a través de Linux. Además, podremos probar nuestras apps en el emulador o en el propio Chromebook. Con todo, para ser capaces de instalar archivos .apk tendremos que ir un paso más allá.

Cómo instalar apps de Android que no están en Google Play

Los equipos Chromebook, como decíamos al principio, están pensados para un uso sin complicaciones, seguro y óptimo. Una de las formas de maximizar su seguridad es limitar la instalación de aplicaciones que no estén debidamente “homologadas”.

En la parte web, la propia gestión de las extensiones asegura este punto. Pero, en Android, la forma de hacerlo es impidiendo que se instalen apps que no provengan de Google Play, como las .apk.

Ahora bien, podemos habilitar un modo especial de funcionamiento en los Chromebooks que se salta esos obstáculos. Hay que tener presente que estaremos entrando en un modo de uso poco seguro: al instalar aplicaciones sin verificar, dejamos al equipo expuesto a riesgos que en el modo convencional no existen.

Linux Chromebook5 5

Además de estar en el canal de desarrollo de Chrome OS, tendremos que habilitar el 'Developer Mode' en Chromebook. En los primeros equipos teníamos un switch físico para ello, pero en los actuales es una opción dentro de 'Recovery Mode'.

Para entrar en este modo, tenemos que apagar el equipo y pulsar Esc + Refrescar y, después, el botón de encendido. Entraremos en el modo 'Recovery'. Luego, pulsaremos Ctrl + D para acceder al menú de activación del modo 'Developer', lo cual borrará el equipo. Es un proceso un tanto largo y, en él, podremos habilitar opciones de depuración adicionales, como el acceso SSHd o el arranque del Chromebook desde unidades USB.

Tras todo esto, tendremos acceso completo al ordenador. Para disponer de una consola de root con privilegios de administración, pulsaremos Ctrl + Alt + T, tecleamos “Shell” (ya sabéis, simepre sin comillas) y tendremos una Shell bash completa.

Para activar las opciones de debugging en las versiones más recientes de Chrome OS, hay que hacerlo de modo manual. En este enlace o este otro dan instrucciones.

Más tarde, podremos instalar archivos .apk en nuestro Chromebook, lo cual abre muchas puertas de cara a extender las posibilidades del Chromebook, así como a probar las apps que hayamos desarrollado nosotros mismos.

Muchas posibilidades incluso desde la web

Para los que estén aprendiendo a programar sin salir de las herramientas web también hay opciones interesantes. Existen aplicaciones online como Repl.it que facilitan la escritura de código desde una interfaz web.

Captura De Pantalla 2020 11 04 A Las 8 32 21

De todos modos, como puedes ver, el “cacharreo” con un Chromebook está asegurado si nos adentramos en los modos más ocultos de estos equipos. Especialmente en el entorno Linux, las capacidades son mucho más potentes de lo que pueda parecer en un principio.

No es una ciencia exacta, eso sí. Entramo en un territorio donde no hay una única manera de llegar a un mismo resultado. Hay muchas formas de instalar programas, hay muchos modos de usar entornos de desarrollo, no hay una única fuente de documentación para aprender a realizar tareas. Es un mundo de las posibilidades abiertas frente a un uso seguro y "sobre raíles" que es el que los Chromebooks ofrecen al sacarlos de su caja.

El Chromebook con el que hemos cacharreado

Eligiendo bien nuestro Chromebook de acuerdo con nuestras necesidades, por una fracción de lo que cuesta un equipo portátil Windows o Mac podremos afrontar todo tipo de tareas con solvencia.

Acer Chromebook Spin 713 Cp713 2w Gallery 02

En este artículo, hemos usado como equipo de pruebas un Acer Chromebook Spin CP713-2W con un procesador Intel Core i3-10110U, 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento eMMC con pantalla táctil de 13,5'' de 2.256 x 1.504 píxeles. Es un equipo a medio camino entre modelos básicos y avanzados, que permite trabajar con entornos Linux, Android y cloud con solvencia, aunque sin muchas alegrías.

En escenarios multitarea, los 4 GB son algo escasos y quizá nos convendría más un modelo con mayor cantidad de RAM de la gama Spin 713 o la versión de 8 GB  del Acer Chromebook 514. En cualquier caso, es posible trabajar con Linux de un modo fluido con aplicaciones que no sean muy exigentes. Y con el Chromebook que hemos utillizado es posible aprender a instalar aplicaciones y acceder a modos de uso avanzados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio