Publicidad

¿Qué haría falta para construir la ciudad de Midgar en el mundo real?

¿Qué haría falta para construir la ciudad de Midgar en el mundo real?
5 comentarios

La vibración de los reactores Mako satura el ambiente cargado bajo la plataforma. Las pocas estrellas que se ven desde la capa inferior quedan ocultas tras el vapor que desprenden y la contaminación del aire. Pero cientos de metros más arriba, sobre la plataforma, Midgar es una ciudad completamente diferente.

Limpia, rica, vibrante, esta ciudad icónica y centro neurálgico del nuevo remake de Final Fantasy VII respira aliviada por la carga económica, social y física que libera al suelo a través de la opresión de los pilares. Estos se clavan en la Gaia y succionan su vida a través de los reactores. Su energía Mako. Pero un tren se aproxima a la estación junto a uno de ellos. Uno de los pilares está a punto de sufrir un ataque…

Midgar, la ciudad sobre la ciudad

Midgar es una ciudad sobre una ciudad, ambas circulares. La inferior, desordenada y caótica, repleta de viviendas bajas y mal iluminada. Sobre esta, una ciudad limpia, luminosa y con edificios altos. Un enorme pilar atraviesa y conecta ambas en su centro, encumbrando el edificio más alto de la megaurbe: la sede central de Shinra Electric Power.

Junto al pilar central, de hormigón armado, otros ocho pilares más pequeños ubicados en el perímetro de la ciudad sostienen los ocho sectores superiores. Dentro de esos pilares se ubican los conocidos reactores Mako, que absorben la energía del planeta para generar electricidad. En el croquis inferior se muestra un corte en sección del pilar (izquierda) y uno de los reactores Mako (derecha).

Arquitectura Cargas Midgar Viabilidad Tecnica

La ciudad superior, dividida en ocho gigantescas plataformas triangulares llamadas sectores, apoyada tanto sobre el pilar central en su ángulo más pequeño como en dos de los reactores Mako en sus extremos. Y aquí hay un detalle que marca la vida social de la ciudad inferior: mientras que la plataforma superior recibe luz durante todo el día, entre cada sector hay una enorme abertura rectangular por la que se cuela la luz del exterior.

¿Sería viable construir una ciudad como Midgar?

No. Pero no porque sea físicamente imposible sino porque es poco probable que haya dinero en el mundo. La plataforma elevada sostiene toda una ciudad sobre ella. Esto requeriría cantidades ingentes de hormigón y metal no solo para la plataforma sino también para los pilares. Estos se llevan la mayor carga vertical (A), pero la carga más relevante es de flexión y cortadura (B, C y D).

Un breve inciso sobre ingeniería y arquitectura. Existen varios tipos de esfuerzos: compresión (la carga aprieta el objeto en sus puntos internos), tracción (la carga tira de ellos), flexión (la carga flecta el objeto) y cortadura (la carga cizalla el objeto). En el croquis se muestra un sector y algunas de las cargas más relevantes junto a su dirección. ¿Cómo deben ser entendidas?

Distrito Midgar Cargas Estructurales

Si observamos el pilar A, sobre el que descansa tanto un reactor Mako como dos de los extremos de los sectores, observamos un rectángulo con dos flechas apretándole. Este signo representa la carga de compresión, y el hormigón armado trabaja francamente bien a esta carga. Lo mismo ocurriría en el pilar central, no tendría problema con el peso de Midgar si es tan grande.

El problema se lo lleva sin duda la plataforma (B), su alero (D) o el muro perimetral que une los ocho reactores Mako (C). ¿Por qué? En primer lugar, porque el hormigón no lleva nada bien la tracción. Del mismo modo que un bloque de hormigón aguanta miles de otros bloques sobre él sin sufrir daño, basta con tirar hacia fuera para desgajarlo. La tracción es mala.

El ancho o altura de esta plataforma ronda los cientos de metros, y su longitud, desde el pilar central hasta los reactores, supera el kilómetro. Esto significa que en muchos de sus puntos los esfuerzos de cortadura y flexión serán inmensos, a menos que se haya precomprimido la plataforma, un tipo de técnica constructiva poco viable superados los 50 metros de longitud.

De modo que volvemos a B, un punto cualquiera de la plataforma, para darnos cuenta de que el barrio entero que descansa sobre ella tendería a doblarla sobre sí misma debido al peso propio. El lector puede imaginar este efecto de hundimiento al sujetar una porción de pizza por sus tres extremos: la parte interior se hunde, combando la masa.

Corte Seccion Distrito Midgar

Esto puede resultar un problema para la plataforma en sí. Como podemos ver abajo, esta flexión de la estructura horizontal haría que su parte inferior sufriera tracción. Lo mismo ocurriría en el muro perimetral (C) y sin duda en los barrios más alejados del núcleo de la ciudad (D), donde la flexión cambiaría de dirección y sería la parte superior la que más sufriría.

Vamos a necesitar muchísimo hormigón

La torre solar más alta del mundo es una estructura de hormigón de 250 metros de altura construida en Israel. Es probablemente la estructura más parecida a un pilar de Midgar, y ha tenido un coste de 500 millones de euros. Pero, a diferencia de los pilares de la ciudad del remake de Final Fantasy VII, esta torre solar es “pequeña” y solo tiene que soportar su peso propio.

Para construir un pilar haría falta cientos o miles de veces el hormigón usado en esta edificación, y para el pilar central la cantidad aumentaría de forma desproporcionada debido a sus dimensiones. Pero el problema principal sería, sin duda, conseguir el hormigón necesario para los sectores que sostienen los barrios superiores de Midgar.

En este sentido, podríamos mirar al Gran Puente de Akashi Kaikyō, en Awaji (Japón), que ostenta el récord mundial de la luz más grande: 1991 metros. La luz es la distancia entre apoyos, y este puente nos resulta interesante porque el largo de los sectores de Midgar tienen una longitud similar. Sin embargo, el Gran Puente de Akashi Kaikyō hace “trampas” usando 37.000 tirantes de acero.

Puente Mayor Luz Mundo

Estos tirantes sostienen la plataforma y evitan que sufra esas fuerzas de flexión de las que hablábamos antes, transmitiendo los esfuerzos a los pilares. Midgar, por otro lado, no hace esto, y es su plataforma la encargada de resistir fuerzas descomunales.

Cuando la arquitectura conforma el carácter de una ciudad

La arquitectura de Midgar no solo aporta un factor de realismo por la vertiente técnica de la edificación. Sí, es cierto que los pilares de hormigón armado dan la sensación de que a nivel constructivo es viable (y caro). Pero en world building es importante abrir el foco y darnos cuenta de cómo la arquitectura sustenta la cultura, en este caso derivadas de desigualdades sociales.

Midgar no es una ciudad, sino dos. La más rica y la más pobre del remake de Final Fantasy VII, un lugar repleto de contrastes derivados de la construcción o al menos ligados a ellos. Si sobre la plataforma que divide esta urbe en horizontal se encuentra la luz, la cultura, la riqueza y la parte próspera de la sociedad; atrapada en la oscuridad se encuentran los escalafones más bajos de la misma.

Dentro del universo del FF7 es imposible desligar la arquitectura de la plataforma de la disidencia social bajo la misma. Los de abajo, los oprimidos en sentido casi literal bajo una corporación, Shinra, que siempre quiere más, luchan y refuerzan esta estructura omnipotente sin la cual vivir es complicado pero sin la que no podrían subsistir.

El ejército privado de esta compañía, SOLDADO, hunde sus raíces en los suburbios de los que extrae a los Tercera Clase del mismo modo que los reactores Mako atraviesan la corteza terrestre en busca de energía. Los ocho pilares que sostienen la riqueza hacen lo propio, dividiendo claramente los barrios ricos y asfaltados de arriba, y los pobres y embarrados de abajo.

La arquitectura, más allá de la edificación

Los códigos técnicos de la arquitectura no solo regulan la altura de los pisos o el tamaño de las zapatas de los edificios. Otros factores necesarios, tales como los elementos de seguridad, están también regulados en ellos. Por eso llama la atención, para bien, que en el diseño de Midgar hayan sido tenidos en cuenta.

Esta atención al detalle la observamos en elementos “secundarios” tales como las barandillas, las escaleras de servicio, los apoyos de las plataformas o la señalética. A pesar de no resultar relevante en la jugabilidad tal y como la entendemos, el tren con el que AVALANCHA irrumpe en la estación muestra barandillas en su perímetro, y se detiene ante un semáforo rojo. A lo largo de la cinemática de apertura podemos observar varias escenas de corte similar.

Detalles Arquitectonicos En Seguridad

En la imagen de arriba aparecen resaltados algunos de los elementos arquitectónicos e ingenieriles de este estilo: (1) las barandillas de la grúa de la izquierda, (2) la diferencia de materiales entre su parte metálica y el hormigón armado, (3) el detalle a la roldana que sujeta el tensor, (4) la estructura parasol en brise-soleil del edificio en forma de huso, (5) el detalle de colocar una valla para evitar que alguien cruce las vías o (6) una pasarela para su cruce con seguridad, (7) las barreras de hormigón tipo “New Jersey” en la autopista, etc.

En la de abajo podemos ver en detalle otro tipo de elementos arquitectónicos, muchos en materia de urbanismo: (8) la recogida de aguas fluviales, (9) la señalización horizontal, (10) las escaleras de incendios, (11) las cajas de registro eléctrico, (12) los rebajes en materia de accesibilidad de la acera, (13) y hasta la reparación de un parche en el firme.

Final Fantasy 7 Urbanismo

Por supuesto, todo acompañado de una marcada estética steampunk industrial, un tipo de elementos recurrentes en Midgar que coloca esta realidad en una suerte de ucronía en la que la energía Mako y su canalización da vida a la ciudad. La atención al detalle es tal que incluso la tecnología que aparece en el videojuego está anclada a un sistema industrial que prescinde de ordenadores.

Así, todo se activa a través de válvulas, palancas, sistemas neumáticos o catenarias, otra serie de detalles esta vez ingenieriles pero que consolidan los arquitectónicos como una capa de realidad añadida sobre esta. No cabe duda de que el remake de Final Fantasy VII dará que hablar por su estética, la calidad del diseño y su realismo.

Imágenes | Roulex 45, Final Fantasy VII

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios