Publicidad

Con la pandemia el PC de sobremesa cobra más sentido que nunca, pero los fabricantes parecen haberse olvidado de él

Con la pandemia el PC de sobremesa cobra más sentido que nunca, pero los fabricantes parecen haberse olvidado de él
77 comentarios

El portátil lleva años siendo la niña bonita de fabricantes como Lenovo, HP, Dell, Samsung o Apple. Parece, de hecho, como si para ellos casi no existiera otra cosa, y mientras las renovaciones de portátiles y convertibles son frecuentes y notables, los PCs de sobremesa apenas reciben ya atención por parte de esos mismos fabricantes.

Los PCs de sobremesa se han convertido, parece, en algo incómodo para ellos. Si queréis PCs, montároslos vosotros mismos, parecen decir. Esa libertad es estupenda y permite personalizar estos equipos de forma extraordinaria, pero ¿qué ha sido de propuestas preconfiguradas de los fabricantes? Son escasas y normalmente poco atractivas, y personalmente veo aquí en una oportunidad clara ahora que la pandemia ha hecho que el teletrabajo sea la norma y no la excepción.

El portátil está bien para unas cosas. El PC, para otras

Yo mismo contaba recientemente cómo en los últimos tiempos he dejado de trabajar con mi portátil para hacerlo con mi PC. Mi sobremesa, que antes usaba sobre todo para echar alguna partida al 'Battlefield 1', es bastante más potente que mi Dell XPS 13 de 2015, y he acabado agradeciendo esos momentos en los que por la carga de mis sesiones de trabajo acabo rascándole algunos segundos al navegador cuando por ejemplo hablo muchas pestañas o al Photoshop y otras aplicaciones que van más alegres en este equipo.

Lenovo1

Durante muchos años he usado mi portátil como un PC: lo tengo conectado a un monitor, ratón y teclado externos y eso me daba libertad para poder moverme con él donde fuera y seguir trabajando con él en formato portátil sin problemas. En realidad no lo movía demasiado, y he acabado rindiéndome a la potencia (aunque suponga mayor consumo) del PC.

Ese escenario, creo, es más importante que nunca y pone en valor al PC. Lo resucita, por decirlo de algún modo. La pandemia nos ha encerrado (bastante) en casa, y no sé vosotros, pero trabajar con un portátil muchas horas seguidas sin tenerlo conectado al menos a un monitor externo se me antoja una tortura.

Ver las cosas en una pantalla de 13,3 o 15,6 pulgadas durante ocho (o más) horas todos los días es algo que probablemente algunos hagáis, pero es también probable que si hacéis lo mismo con el equipo conectado a un monitor externo trabajéis más y mejor: o veréis más información en ese monitor o, como mínimo, la veréis mejor.

Macbook1 ¿Ocho (o más) horas al día así? Quita, quita.

El portátil pierde sentido cuando uno se pasa muchas horas frente al ordenador y no tiene ya esa necesidad de poder mover el equipo de un lado a otro. Más allá del gaming —escenario claro para sacar partido de él— el PC de sobremesa ha recobrado mucho interés para quienes ahora tienen que trabajar o estudiar tantas horas desde casa.

Son muchos los motivos, y entre ellos está el coste. Salvo raras excepciones, un equipo de sobremesa que tenga las mismas prestaciones que un portátil será bastante más barato: la miniaturización y la producción de portátiles ambiciosos suele disparar los precios, que se mantienen mucho más a raya en el caso de los PCs, donde además la oferta de componentes es aún más amplia y ha dado lugar a esta fantástica era de la personalización y del "móntatelo tú mismo" que nosotros hemos cubierto en profundidad en Xataka en numerosas ocasiones.

Eso de montarse un PC uno mismo está muy bien, pero echo de menos las ofertas de los fabricantes, que parecen haber dejado en segundo (o tercer) plano un segmento que ahora tiene más sentido que nunca.

Fabricantes, queremos más PCs llave en mano

Tanto en equipos de trabajo como en equipos gaming las propuestas son escasas y a menudo poco atractivas: en muchos casos (por no decir en todos) resulta mucho más recomendable (e incluso barato) montarte un PC tú mismo, y quien busca un nuevo PC sin complicarse la vida acaba a menudo mirando portátiles -aunque cuesten más- porque eso acaba dándole opciones poder moverlos en el futuro si lo necesita.

Canalys

Esta realidad es contundente en las ventas de PCs y portátiles en los últimos tiempos. Los datos de Canalys para el tercer trimestre del año 2020 son aplastantes todos los formatos portátiles están funcionando a lo bestia —los Chromebooks sobre todo- y los únicos que caen en ventas son los sobremesas y las estaciones de trabajo de sobremesa.

Se salvan por poco los sobremesa en formato Todo-en-Uno, y para mí este problema no es más que una oportunidad de mejora para los fabricantes, que tienen la ocasión de corregir esa situación y volver a apostar por un formato que genera mucho interés y que como digo tiene mucho sentido en la pandemia.

Puede que los portátiles sean atractivos por el poco espacio que ocupan, pero si tanta gente los usa tantas horas en su casa para teletrabajar quizás lo hagan con un monitor externo, lo que hace que el puesto de trabajo pueda ser igualmente configurado con una caja de pequeño formato o de tamaño medio.

Hp 1 El PC no tiene por qué ocupar mucho. Hay algunas propuestas en el mercado que apuntan en la buena dirección, pero queremos muchas más.

Si algo hemos visto en estos últimos tiempos en el segmento de los PCs montados por componentes es que la cantidad de ofertas en cuanto a formatos y diseños es asombrosa, pero además el sobremesa es un equipo mucho más rentable a largo plazo y la razón es simple: es modular. Podemos ir ampliándolo a medida que pasa el tiempo, algo que difícilmente podremos hacer en los portátiles.

Así que fabricantes, si estáis leyendo esto igual queréis hacerme caso: quizás podáis dar la sorpresa y junto a esas renovaciones masivas de vuestras gamas de portátiles y convertibles quizás queráis presentar una oferta mucho más atractiva en el ámbito de los sobremesas. Ofreced no solo las "cajas", sino packs llave en mano en los que se incluyan también un monitor, un teclado y un ratón. Dad algunas opciones para personalizar esos packs y os aseguro que habrá más de un usuario que agradezca ese renovado interés por el PC de sobremesa.

Yo, desde luego, lo haré. ¿Y vosotros?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios