Publicidad

La cualidad que Warren Buffet aconseja buscar siempre en los candidatos a un puesto de trabajo

La cualidad que Warren Buffet aconseja buscar siempre en los candidatos a un puesto de trabajo
Sin comentarios

Que sepa desempeñar las funciones que se exigen para el puesto, que encaje en la cultura empresarial, que tenga habilidades blandas y duras… Elegir al candidato idóneo puede ser un asunto complejo. Pero en opinión de Warren Buffet, uno de los inversores y empresarios más importantes del mundo y la cuarta persona más rica del mundo, hay una cualidad que debería primar por encima de todas cuando se elige a una persona para ocupar un puesto.

Las tres cualidades más buscadas

La experiencia acumulada de Warren Buffet le ha llevado a asegurar en más de una ocasión que, en términos generales, los empleadores siempre buscan las tres mismas cualidades en las personas: inteligencia, energía e integridad.

Durante una intervención suya en una clase de masters, Warren Buffet defendía que la más importante es, precisamente, la última. “Si el candidato no tiene integridad, ni siquiera se molesten con los dos primeros”. Es más, Buffet aseguró ante esa audiencia que todos los allí presentes “tienen la inteligencia y la energía; de lo contrario, no estarían aquí. Pero la integridad depende de cada uno de nosotros. No nacimos con eso, no puedes aprenderlo en la escuela".

Este inversor considera que si hay falta de integridad, esto conllevará inevitablemente a una falta de confianza. “Cuando alguien no es digno de confianza, eso afecta todos los aspectos de su vida, y el trabajo es uno de los principales”, expone.

Cuestión de reputación

Según Buffet, si las empresas deciden contratar a personas sin integridad, corren el riesgo de que las otras dos cualidades que buscan (inteligencia y energía) les acaben derrotando. “Piénsalo; es así. Por tanto, si contratas a alguien sin integridad, en realidad lo que quieres es que sea tonto y vago", asegura.

Dice la RAE que una persona es íntegra cuando es “recta, proba, intachable”. A lo largo de su trayectoria vital, Buffet ha dado muestras de cuán importantes son, para él, la integridad y la reputación.

Suya es también la famosa frase de “se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla" o que “podemos permitirnos perder dinero, incluso mucho dinero. Pero no podemos permitirnos perder reputación, ni siquiera una pizca de reputación".

Ser o parecer

Cabe recordar que, en 2014, dos empresarios pagaron 650.000 dólares para comer con Warren Buffett y ayudar así a una fundación a recabar fondos para ayudar a las personas sin hogar.

En esa comida, el inversor explicó sus creencias sobre la integridad y les planteó una pregunta: "¿Preferirías ser considerado el mejor amante del mundo y saber en privado que eres el peor, o preferirías saber en privado que eres el mejor amante del mundo, pero ser considerado el peor?".

Antes de dejarles contestar, les añadió: “Si sabes cómo responder a eso adecuadamente, entonces tiene el criterio interno correcto".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios