Publicidad

30.000 robots, 90.000 humanos: así imagina el jefe del Estado Mayor del Ejército Británico sus fuerzas armadas para 2030

30.000 robots, 90.000 humanos: así imagina el jefe del Estado Mayor del Ejército Británico sus fuerzas armadas para 2030
9 comentarios

Un posible ejército de 120.000 unidades compuesto por 90.000 personas y 30.000 robots. Así imagina Sir Nick Carter, jefe del Estado Mayor del Ejército Británico, sus fuerzas armadas para 2030, tal y como él mismo ha explicado en una entrevista con Sky News. No obstante, también ha subrayado que no está estableciendo una cifra objetivo en sí misma, sino una visión de lo que el ejército británico podría llegar a ser.

Estos robots, compuestos por dispositivos autónomos o controlados de forma remota, trabajarían codo con codo con los humanos en el frente. La idea es modernizar el ejército del país y crear "unas fuerzas armadas para la década de 2030". Según Carter, "sospecho que podríamos tener un ejército de 120.000 [efectivos], de los cuales 30.000 podrían ser robots, ¿quién sabe?".

Que solo disparen los humanos

Robots THeMIS ADDER.

El ejército británico lleva años teniendo problemas para cumplir con los objetivos de reclutamiento. Según The Guardian, actualmente el ejército tiene 73.870 tropas de un objetivo de 82.050 tropas, por lo que la tecnología podría ayudar a suplir la falta de efectivos humanos. No obstante, la política del Ministerio de Defensa es que solo los humanos puedan disparar armas de fuego.

Para Carter, la "modernización significa esencialmente que vas a dejar de lado algunas capacidades, tal vez de la era industrial, y a buscar capacidades que necesitas para la era de la información". Eso requiere dinero, por lo que el Ministerio de Defensa está negociando unos presupuestos que no sabe si serán aprobados. Según el general, "necesitamos inversiones a largo plazo porque las inversiones a largo plazo nos dan la oportunidad de tener confianza en la modernización".

Como explican en The Guardian, los diferentes cuerpos del ejército británico ya han experimentado de una forma u otra con drones y pequeños vehículos terrestres o submarinos. De hecho, recientemente comenzaron a explorar el posible uso de sistemas robóticos y autónomos para tareas de operaciones de logística y transporte. Las dos áreas clave en que quieren explorar son la conducción autónoma y tecnologías de navegación y el seguimiento autónomo de un vehículo líder (para los convoyes).

Sin embargo, uno de los proyectos más curiosos es el dron i9. Como adelantó The Times hace algunos meses, este dron tiene seis rotores, dos escopetas e inteligencia artificial para localizar e identificar objetivos. Está pensado para volar en interiores y portar armamento pesado en situaciones de guerra urbana, pero no funciona por sí solo, sino que se controla de forma remota.

Reino Unido no es el único país que está desarrollando robots con fines militares. De acuerdo a Human Rights Watch "países como China, Israel, Corea del Sur, Rusia, el Reino Unido y Estados Unidos son ya pioneros en el uso de armas totalmente autónomas, como los drones armados, controlados remotamente por un humano".

Su uso ha generado polémica y hay campañas como Stop Killer Robots (coordinada por Human Rights Watch y compuesta por organizaciones de todo el mundo) que abogan por prohibir el desarrollo, producción y uso de armas completamente autónomas, conservando así el control humano sobre la determinación de objetivos y decisiones de ataque.

Vía | The Guardian

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios