Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seleccionar página

El pasado 6 de noviembre, y tras convertirse Polonia en el primer mercado de Europa,  Xiaomi llegaba a España dispuesta a cambiar el juego del mercado tecnológico: ofrecer a todos los usuarios productos que se caracterizaran por ofrecer lo último a un precio asequible y cambiar la mentalidad propia de otras estrategias de venta: para Xiaomi, lo primero es la gente.

Así lo afirmaba en una entrevista ofrecida a este medio Borja Gómez-Carrillo, Country Manager en Xiaomi España: «Nunca dejaremos de investigar y de poner al alcance de todo el mundo las tecnologías más innovadoras». Ese espíritu democratizador, que no se limita al smartphone, ni mucho menos, es el que caracteriza a Xiaomi, una marca que ha logrado, en solo tres años, consolidarse como referente en nuestro país.

Los números hablan por sí solos: Xiaomi es, a día de hoy, número uno en volumen de envíos de smartphones durante los tres primeros trimestres de 2020 (según los datos de Canalys) en España. La tercera a nivel mundial. Y esto se consigue a través de la máxima antes descrita: democratización, además de una filosofía que llevan marcada a fuego desde que, en 2018, decidieron nunca exceder de media el 5% de margen de beneficio neto en la venta de productos de hardware. Si llegaran a superarlo, tendrían que encontrar la manera de devolvérselo a los usuarios.

Xiaomi llega a España: un relato de ilusión y acercamiento al usuario

El 2 de octubre de 2017, El Español soltaba la bomba: Xiaomi había comenzado las obras para abrir, de la mano de sus partners de distribución, su primera tienda física en España, en concreto en Madrid. Por aquel entonces, la marca de tecnología ocupaba ya el cuarto puesto en el mercado español sin tener presencia como tal, solo contando con las importaciones que realizaban los propios interesados en la marca y algunos acuerdos con cadenas comerciales.

Con tal precedente, Xiaomi tenía a España en su punto de mira para proseguir con su expansión comercial por Europa.

Tan solo un mes después, no una sino dos tiendas estaban listas para su inauguración. Concretamente, fue el día 11 de noviembre cuando, por fin, pudimos comprar productos Xiaomi dentro de nuestro país con todas las garantías, ejercer nuestro derecho de desistimiento de manera personal y, lo mejor, disponer de un servicio técnico en territorio nacional.

Además, podíamos comprobar, de primera mano, como la marca era algo (mucho) más que smartphones: además del Xiaomi Mi MIX 2 y del Mi A1, los primeros en acercarse a la tienda pudieron ver de cerca el patinete eléctrico de la marca, Mi Electric Scooter, el reproductor multimedia Mi Box, una cámara de acción para grabar vídeos 4K a 30 fps (Mi Action Camera) y la Mi Band 2, pulsera electrónica para cuantificar los pasos y el ejercicio.

Y no solo eso: en las primeras visitas a las tiendas de Xiaomi en Madrid situadas en el centro comercial La Vaguada y en Xanadú podíamos encontrar básculas, routers, purificadores de aire… y artículos del hogar que, a priori, podrían suponer toda una sorpresa: toallas, cafeteras, hervidores de agua, mochilas… Y es que Xiaomi no es solo sinónimo de smartphone: la marca cuenta ya con la plataforma IoT más grande del mundo, con más de 271 millones de dispositivos conectados a ella excluyendo smartphones y ordenadores portátiles).

Desde entonces, el crecimiento de tiendas físicas ha sido vertiginoso. En tan solo año y medio, ya contábamos con 40 tiendas físicas de Xiaomi en las principales ciudades de España. A día de hoy, podemos cifrarlas en 56. Y a estas tenemos que añadir su e-commerce, que funciona con las mismas garantías que las tiendas físicas, además de la presencia de la marca en los canales, online y offline de Alcampo, AliExpress Plaza, Amazon.es, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Fnac, MediaMarkt, PcComponentes, Phone House, Worten y en las tiendas de Orange, Movistar, Vodafone y Yoigo.

Los planes de Lei Jun, fundador de la marca, eran claros: cuando llegó a España quería alcanzar la primera posición en el mercado en los primeros tres o cinco años. Y la realidad fue otra: dicha meta fue conseguida en dos años y medio, según los datos de Canalys de volumen de envíos de smartphones del primer, segundo y tercer trimestre del 2020.

La progresiva consolidación de Xiaomi como referente de marca tecnológica en España no solo se ha correspondido con las tiendas físicas y el e-commerce: actualmente, numerosos usuarios de smartphones siguen confiando en los operadores para disponer de su teléfono móvil. Y, en la actualidad, Xiaomi está ya presente en todos y cada uno de los que ofrecen, dentro de su servicio, teléfonos a la venta. Porque debemos tener en cuenta que, para muchos, su escaparate de smartphones pasa por acercarse a una tienda de operador.

Y más elementos a tener en cuenta a la hora de valorar estos tres años de Xiaomi en España. Para la marca de tecnología, lo primero es la comunidad. Durante 10 años, Xiaomi ha tenido siempre en mente acercar la tecnología a todos y, para ello, ha creado una comunidad fuerte a su alrededor, con la que se establece una sinergia que, ahora, muchas otras marcas están llevando a cabo. En el caso de Mi Community en España, este foro ya cuenta con más de 500.000 usuarios registrados.

El propio Lei Jun aseguraba en una entrevista ofrecía a Xataka que él mismo dedicaba un par de horas al día para interactuar con los Mi Fans y los usuarios de Xiaomi en general. En la multinacional saben lo importante que es satisfacer las demandas del usuario a través de productos con precios honestos y asequibles. Y una de las mejores maneras para pulsar su opinión es tratando directamente con ellos.

Planes de futuro: seguir apostando por el modelo triatlón

El modelo de negocio de Xiaomi se sustenta sobre tres pilares sólidos: fabricación y comercialización de hardware, servicios de internet y new retail. Gracias a esta planificación, se adelantaron a romper con el modelo de negocio compartimentado que reinaba por aquel entonces y a adoptar las necesidades de un mercado que avanzaba, inexorablemente, a la conectividad global. Una situación que se ha visto acelerada, más incluso, por la inesperada aparición de una pandemia a nivel global que ha puesto en evidencia lo esencial de la digitalización de nuestra sociedad.

El 5G, esencial en el desarrollo del IoT, cada vez está más presente en nuestro país y los principales operadores ya disponen de cobertura. Xiaomi, en su porfolio, ya incluye conectividad de última generación a precio asequible en la serie Mi 10T. La plataforma de IoT de Xiaomi es la mayor del mundo y el usuario puede acceder a una gran multitud de productos que convierten su casa normal en todo un hogar inteligente.

La sencillez a la hora de adoptar nuevas tecnologías, poder adquirir una serie de productos que aumentan en número progresivamente y, además, poder acceder a ellos tanto de manera física como online se ha logrado en España en un tiempo récord. Xiaomi mira al futuro desde un presente que se siente incierto pero con la sensación de haber sembrado en España la semilla de la democracia digital. ¿Qué nos espera los próximos tres años?